Federico Guzmán

fico-foto-rinat-itzhak-sit
Sevilla, 1964

Federico Guzmán es artista. Su práctica sigue una llamada interna en busca de la fuente: la Unidad de la forma, que plasma todas las formas, pero en sí misma no tiene forma. El arte es movimiento de expresión o manifestación de la vida y lo que define su dinámica intrínseca: el desarrollo creciente y la expansión de la conciencia. Rebatiendo la autoría y la creencia en la separación, participa en colectivos, abordando el arte como juego, como activismo y como vía ilimitada de sabiduría y realización.

Algunos proyectos recientes han sido Derechos y deberes transfronterizos: Saltando el Muro de la Vergüenza, Centro de Investigación por la Paz Gernika Gogoratuz; La canción del tomaco, MEIAC Badajoz; El otro en desafío, Universidad del Atlántico, Barranquilla; Artifariti IX, Encuentros internacionales de arte y derechos humanos en el Sáhara Occidental; He publicado textos como The Art of Sahrawi Cooking, en el marco de dOCUMENTA (13), Kassel (con Robin Kahn), o para el libro Destrucción y construcción del territorio IV, de la Universidad Complutense, Madrid. Su proyecto más reciente es Tuiza, en San Telmo Museoa, dentro del programa Entre arenas / Hondar Artean en Donostia / San Sebastián 2016 Capital Europea de la Cultura.